Discriminación de Género en las empresas

Según la Organización de las Naciones Unidas discriminación es la actitud de negar a individuos o grupos una igualdad en el trato que ellos desearían disfrutar, o de conservar sus tradiciones religiosas y culturales.

En la actualidad las mujeres son el mayor grupo objeto de discriminación. Si bien tienen acceso al mercado de trabajo, las diferencias salariales entre hombres y mujeres siguen siendo importantes.
Es usual encontrar mujeres en los empleos peor pagos y con menores condiciones de seguridad. La tasa de desempleo ha sido siempre superior para las mujeres afrontando un mayor número de obstáculos para la promoción y el desarrollo de su carrera.
En el marco legal el primer Plan de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres (PIOME) 1993-1994, se desarrolló la acción coordinada de dos áreas de gobierno: el Consejo Nacional de la Mujer y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, las que firmaron en el mes de mayo de 1993 un Convenio Marco para su desarrollo.
Proponía la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, en particular en el campo del empleo y la formación profesional. Se fijan como líneas de acción:
  • Incorporación de las mujeres al mercado de trabajo
  • Formación Profesional para las mujeres
  • Promoción de las mujeres en el empleo
  • Conocimiento de la situación de las mujeres en el mercado de trabajo
  • Sensibilización y difusión de las características y potencialidades del trabajo femenino y de las políticas que inciden sobre el mismo
  • Cooperación y coordinación interinstitucional.
Luego se desarrolla la LEY 23.592 Discriminación del trato. Daño moral y material. Reparación. Esta ley propone:
Art. 1 – Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados.
A los efectos del presente artículo se considerarán particularmente los actos u omisiones discriminatorios determinados por motivos tales como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos.

En nuestro país,  las mujeres ocupan mayormente un cargo entre el área de Recursos Humanos, Marketing, y Finanzas. Pero también se debe considerar la granproporción de mujeres fundadoras que están al frente de sus negocios.

Fuente: trabajando.com

Gracias por compartir >Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *