¿Qué decir cuando nos preguntan sobre la remuneración pretendida?

Cuando leemos una oferta laboral, muchas veces se le solicita a los postulantes la “remuneración pretendida”. Es ahí cuando surgen las preguntas: ¿cuánto pongo? ¿me rechazarán si pongo demasiado? ¿y si pongo menos de lo que estaban dispuestos a pagar?

A continuación, comparto algunas recomendaciones para orientar sobre esta situación.

Si en la vacante de empleo a la que queremos aplicar se nos pide indicar remuneración pretendida, no debemos obviar hacerlo.

La empresa solicita de antemano una serie de requisitos para acotar los postulantes que entrevistará dada la gran cantidad de currículums que se suelen recibir en las oficinas de recursos humanos. Un postulante que no responde a todos los requisitos que se le solicita, genera desconfianza y corre el riesgo de quedar descartados de plano.

La remuneración pretendida no debe indicarse dentro del CV.

El mismo contiene información personal y de carácter público, cualquiera puede ver nuestro currículum. Las pretensiones salariales quedan en el plano privado. Lo recomendable es incluir la cifra en la carta de presentación o en el correo electrónico que enviamos para adjuntar nuestro CV. Allí, además de explicar las razones por las que consideras que eres la persona indicada para el puesto, debes mencionar claramente que estás dispuesto a “conversar” o negociar el monto que pretendes, de acuerdo con las responsabilidades y tareas específicas de la función y de los beneficios extra salariales que puede brindar la empresa tales como bonos, premios por objetivos, comisiones, etc. Esto te dará la chance de no quedar descartado si te pasas en lo pretendido, además demostrará que tienes cualidades de negociación siempre apreciables.

Entonces… ¿cuánto pongo?

La respuesta es “depende”. Depende de muchos factores como:
•Tu situación particular: ¿estás buscando cambiar de un trabajo a otro mejor o llevas meses sin trabajo?
•El puesto al que aspiras: ¿es un cargo operativo o un puesto que requiere una destreza técnica particular? ¿hay mucha oferta de trabajadores para el puesto o es una vacante que suele ser difícil de cubrir?
•La etapa de tu carrera: ¿estás estudiando, recién te gradúas o tienes años de experiencia en puestos similares?
•La empresa a la que aspiras: ¿de qué Sector es? ¿es una compañía multinacional o una pequeña empresa familiar?

En todos los casos, será clave que realices una investigación previa para conocer el nivel salarial para el puesto y conozcas cuáles son los costos que necesitás cubrir.

En conclusión, a la hora de buscar un empleo no debes guiarte sólo por el dinero. De la misma forma que una empresa seria, no sólo elegirá a su nueva incorporación sólo por lo que pretende ganar sino que también evaluará otros aspectos.

Si eres un junior o recién estás comenzando en el mundo laboral, deberás pensar el puesto como una “inversión” para ganar experiencia y oportunidades de crecimiento donde puedas demostrar tus capacidades. Quizás sea recomendable que bajes tus pretensiones económicas si se trata de una empresa que te garantizará todo lo otro.

Si eres un semi-senior ya tienes algo de experiencia y probablemente tu búsqueda pase por mejoras tanto económicas como de oportunidades de desarrollo profesional. Entonces deberás analizar cada vacante viendo qué ponderar más en cada caso.

Si eres un senior, eres muy buscado y valorado por las empresas. Es importante entonces que te valorices tú mismo y le pongas un precio a tu experiencia y capacidad. Un senior que por miedo a pasarse en la pretensión indica “de menos” corre el riesgo de ser catalogado como poco ambicioso y que no estará a la altura de las circunstancias. Si tú no valoras tu carrera, menos lo hará una empresa.

Por último, si estás desempleado, el salario al cual uno aspire debe reflejar una reducción sobre aquel vigente para quien sí esté empleado. Esta reducción, en ciertos casos, ronda en un 20% pero, desde ya, depende de cada búsqueda.

Te invito a compartir tu experiencia con este tema y dejar un comentario, ya que éstos enriquecerán el presente artículo y, además lo más importante, ayudarán a quienes estén buscando un empleo.

Fuente:  Oscar H. Canorio es Contador Público, Licenciado en Administración, con un MBA en la UADE Business School..

Gracias por compartir >Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

4 comments

  • Anonymous

    Greetings I am so excited I found your site, I really found you by error, while I was searching on Yahoo for something else, Nonetheless I am here now and would just like to say kudos for a marvelous
    post and a all round entertaining blog (I also love the theme/design), I don’t have time to read through it all at the minute but I have book-marked it and also added your RSS feeds, so when I have time I will be back to read a great deal more, Please do keep up the superb work.
    My homepagehow to get your boyfriend back

  • Anonymous

    Pretty! This has been an extremely wonderful article. Many
    thanks for providing this info.
    Also visit my web-sitereset windows password

  • Anonymous

    hace falta estudios secundario completo para trabajar con uds

  • Cecilia Ceballos

    Me gustaría trabajar desde mi casa ya sea digitar textos, hojas de calculo, llenando encuestas etc; no coloque salario porque no se cual es el salario conveniente para colocar porque para mí cualquier salario es conveniente ya que no tengo un trabajo con un salario fijo y usted sabe que en una casa hay gastos que se deben cubrir y después de que uno gane más del mínimo todo esta bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *