¿Porque no me llaman después de mi entrevista laboral?

¿Porque luego de asistir a una entrevista no lo vuelven a llamar? 0 luego de enviar su curriculum vitae a todos lados no recibe ni una respuesta? Frustración es lo que viene como resultado. Pero como esta no conduce a ningún lado de forma positiva, en esta nota se presentan los diferentes escenarios que pueden ocurrir para no volver a ser llamado luego de la entrevista.

Posibles escenarios que dan como resultado que no lo vuelvan a llamar:
A último momento la empresa decide cerrar el puesto vacante internamente
Esto ocurre con mucha frecuencia. No todas las empresa hacen búsquedas internas antes de sacar el proceso al mercado, y cuando se está en medio del proceso el personal interno se entera de la nueva vacante a cubrir y se postula, o postula a un conocido. Esto hace que se revalúen posibilidades y generalmente se da mayor prioridad al crecimiento interno de la estructura que al candidato que viene del mercado.
La empresa decide cerrar la vacante sin tomar a nadie
Muchas veces ocurre que las empresas buscan a una persona pero no tienen bien definida la responsabilidad de la posición ni el puesto en sí. Al no existir claridad en lo que se busca es muy difícil encontrar al candidato ideal y luego de un tiempo terminan cerrando la búsqueda porque no logran dar con el perfil. Otras veces la vacante se puede dar de baja porque deciden ajustar costos y por ello se reducen las contrataciones.
Aparecen candidatos mejores que usted
En este punto me gustaría detenerme para acordar que usted tiene la oportunidad delante suyo cuando lo citan para una entrevista. Lo que debe lograr es aprovecharla al máximo posible, y para ello no queda otra que estar muy bien preparado. Entre medio pueden pasar muchas cosas, pero debe estar convencido que usted no está dejando pasar de largo las oportunidades por descuidos.
Hoy el mercado esta competitivo debido a que hay excelentes candidatos en situación de desempleo o buscando un cambio, y por otro lado las empresas están cada vez más exigentes con el personal que contratan. Entonces, preste atención y prepárese para el desafío que enfrenta. Como dijo Miguel Cervantes “estar preparado es ya media victoria”.
¿En qué debe prepararse?
Revisar los avisos y hacer ejercicio práctico de lo que la empresa busca.
Esto es sencillo, las empresas publican como requisitos lo que están buscando, y en medio del texto muchas veces es fácil leer a dónde le ponen énfasis. Ej. Dominio avanzado de excel excluyente. Es ahí en donde le dan las claves para “venderse” de por qué usted es el candidato. No puede no saber las cuestiones que le interesan al entrevistador. Por ello cada vez que concurra a la entrevista, previamente lea el aviso y prepárese para poder dar en la tecla. Sin mentir, obvio!. Pero recuerde que si usted no comenta en qué es bueno y por qué quiere ese puesto, nadie lo hará en su lugar.
Prepararse antes de ser llamado.
Otro ejercicio simple: haga ensayos de entrevistas. Si bien no podemos predecir una entrevista al pie de la letra, podemos considerar que en una generalidad las siguientes preguntas van a aparecer, y usted debe “ser asertivo” con su respuesta. Debe mostrar seguridad y convicción con lo que dice. Y evitar mencionar cosas que lo hundan en vez de fortalecerlo. ¿Es necesario ser sincero? Si!, por sobre todas las cosas. ¿Es necesario contar aquello que nadie le pregunta y lo deja muy mal parado?…la verdad que no!. Entonces pide a alguien que le sea de entrevistador y le lea las preguntas que siguen, luego pídale una opinión sobre cómo fueron sus respuestas.
Preguntas típicas que debe aprender a responder:
(simplemente sea sincero pero siempre respondiendo evaluando lo que la empresa si puede darle)
@ ¿De qué forma usted le agregará valor a nuestra empresa?
@ ¿En qué cosas usted es bueno y se destaca?
@ Si tuviéramos que desarrollarlo, ¿en qué debilidades deberíamos hacer foco en el corto plazo?
@ Cuénteme el mayor logro profesional que alcanzó.
@ Háblenos sobre usted… (ojo con esta pregunta porque es demasiado abierta, y debe ser inteligente en responder sobre lo que el entrevistador está queriendo escuchar. Para ello recuerde el aviso y resalte aquellas cosas que a ambos le resulten positivas. No hable de su historia personal, más bien ponga el foco en lo profesional).
@ Cuénteme la situación más difícil que usted haya tenido que manejar bajo mucha presión. ¿Cómo se desenvolvió? ¿cómo se sintió? Si vuelve a ocurrir lo mismo, ¿qué haría? ¿Por qué fue difícil?
@ ¿Cuál es el salario que pretende? ¿Hay algún beneficio que considere indispensable para la negociación de ingreso?
@ Si pudiera elegir el trabajo ideal: ¿qué cosas no le podrían faltar? (ojo también con esta pregunta, porque el entrevistador estará haciendo un evaluación entre lo que usted desea y lo que la empresa tiene para ofrecerle…entonces si está en una pequeña empresa, no diga que su trabajo ideal sería en una multinacional).
Analizar el desempeño en las entrevistas.
Luego de cada entrevista intente recordar cuál fue la lógica de preguntas que eligió el entrevistador, y luego evaluar cómo usted respondió.
Rever cómo fue de presencia: si se vistió elegante, si estaba con prolijidad en pelo y manos, si adoptó buenas posturas durante la entrevista (vocabulario no verbal).
Otra cuestión importante al final de las entrevistas es cuando le preguntan si tiene dudas, acá le recomiendo que previo a ir a la entrevista se arme un listado con inquietudes para ese preciso instante, recuerde que el hecho de no preguntar deja ver un bajo interés en el puesto y la empresa. En ese momento puede consultar sobre ¿cómo es la gestión del desempeño en la empresa? (si trabajan por objetivos, si evalúan al personal para desarrollarlo, etc), ¿cómo se vive el clima interno?, ¿si es una empresa que está en crecimiento?, ¿cómo es el jefe de la posición?, ¿cuáles serán los futuros desafíos que el puesto tenga?, ¿qué es lo fundamental que se busca para cubrir el puesto? etc.
Puede que aún haciendo todo esto el puesto no salga… y no deja de ser normal porque siempre son muchos los candidatos para un puesto. Lo que se quiere dejar como mensaje en esta nota es que siempre debemos actuar de manera de quedarnos tranquilos, ¿cómo? Sabiendo que dimos lo mejor para conseguirlo. Las cosas llegan cuando se hacen bien, tal vez no al primer intento ni al segundo, pero créeme que llegan!.
Agradecimiento a:
Sofía Carrasco
Lic. en Relaciones del Trabajo.
Fuente: zonajobs
Gracias por compartir >Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *